lunes, 7 de noviembre de 2011

Liberación y Realización





Es un error pretender alcanzar Eso. Nosotros somos siempre libres y ya está la realización. La realización de sí mismo es conocer o vivenciar lo Divino. Para que haya mente, es necesario que haya conciencia. En algún momento de la vida nos convertimos en fuego que nos consume tras la búsqueda. Luego aparece el encuentro entre el discípulo y el maestro. Puede que este encuentro sólo sea de un momento pero ese momento es la eternidad. Este maestro no es necesariamente físico, es la misma esencia divina que nos ha invadido provocando que sobrevenga un anhelo que solo será satisfecho por lo indescriptible. La comprensión es repentina y sin embargo la liberación es gradual. Liberarse de la esclavitud del concepto de ego es un anhelo. Al momento que nos empezamos a alejar del ego y a pretender liberarnos, más fuerte se vuelve la obsesión hacia él. Se requiere saber que no hay una existencia independiente, tan solo una aparente expresión independiente y que ésta es el yo soy. (Resplandor No-dual 1.22)

No hay realización del yo individual para cada persona, eso sería fortalecimiento del ego. Cuando se habla de realización es ir más allá de la mente. Para el que está en realización solo el sí mismo es la Realidad, todos los movimientos dentro de lo fenoménico no le afectan. No se siente hacedor, sus acciones no son voluntarias, es un presenciador de ellas, desapegado.
El ego, a través de los pensamientos, estructura la comprensión del mundo fenoménico. Para la mayoría su divinidad se encuentra encubierta, oculta, están sumergidos en los procesos del ego. (Resplandor No-dual 23.5)

1 comentario:

Alejandro dijo...

Somo ese UNO que vuelve a ser multiple. Es lo que quiera ser en el fondo. Eres tu, soy yo, siendo siempre TODO lo percibido y el perceptor mismo que escribe estas palabras y que ha escrito el comentario...
Paz Profunda